Yidda Eslava se sincera sobre su nuevo amor y niega que sea su ‘colágeno’: “Es un año mayor que yo. Churrísimo”

Yiddá Eslava es la invitada de esta semana en Café con la Chevez y habló sobre su nueva relación con el fotógrafo Ángel Fernández, a tan solo cuatro meses de haber concluído su matrimonio con Julián Zucchi.

Según confesó la guionista y productora, fue ‘amor a primera vista’ luego de un engorroso proceso para conocer a nuevas personas tras haber terminado con el padre de sus hijos.

“Fue un shock bonito y cuando menos lo esperaba, cuando decido relajarme. Cuando terminé la relación tomé una actitud medio tonta, innecesaria, forzando situaciones o comportamientos que no me pertenecían. Salía a las discotecas y estaba aburrida, la pasaba mal, la pasé muy mal, terrible, y luego conocer gente aburrida, idiota, descerebrados, egocentristas, narcisistas, todos tenían algo para rechazar y cuando conozco a esta persona no pude encontrar alguna razón para alejarlo de mí y me di la oportunidad para conocerlo”, confesó Yiddá Eslava.

En ese sentido, calificó su ‘ampay’ en Amor y Fuego como ‘ridículo’, pues solo mostraron cuando su nuevo galán le dio un beso en la mano. “Es lo que estoy viviendo ahora. Estoy feliz”, acotó contenta.

Yiddá Eslava aseguró que aún está conociendo a su nuevo amor y que no siente ganas de entablar una relación de ese mismo tipo con nadie más. “No tengo ganas de conocer a otra persona más que a él ahora”, dijo emocionada.

YIDDÁ ESLAVA NIEGA QUE SU GALÁN SEA SU COLÁGENO

Yiddá Eslava confesó que su nuevo galán es mayor por ella por un año, aunque parece menor. En ese sentido, aseguró que no es su ‘colágeno’.

“No es mi colágeno, es un año mayor que yo. Churrísimo, pero más allá de eso, se le ve súper joven, creo que ambos no aparentamos nuestra edad”, indicó.

YIDDÁ NO LE PRESENTA A SU GALÁN A SUS HIJOS
Por otro lado, Yiddá Eslava contó que aún no ha tomado la decisión de presentarle a sus hijos a su nuevo amor, puesto que es muy pronto y que primero tendría que conocerlo Julián Zucchi.

“Hay un tiempo que sí no es negociable, que es el tiempo necesario para presentarlo a mis hijos. Primero, Julián tiene que conocerlo, pasar un tiempo prudente y cuando todos estemos seguros y conformes, va a pasar la etapa de conocernos. Mis hijos son muy chiquitos y creo que no podemos estar presentando a uno y a otro, es un respeto importante para ellos. No metan a sus casas a una persona con la que estás ilusionada, es un respeto para él también, para ambos”, concluyó.