Magaly Medina admite que temía por la vida de su madre cuando fue a prisión: "Ella tenía una enfermedad"

Magaly Medina vivió momentos de terror en el 2008 al ser detenida por dos meses y medio en el Penal de Santa Mónica al perder el juicio por difamación que le entabló el futbolista Paolo Guerrero al dar información falsa sobre la hora en la que el jugador salía a pasear con la modelo Fiorella Chirichigno un día antes de un partido crucial de Perú contra Brasil.

Pese a que siempre tuvo paciencia y confió en que sus abogados la saquen de la cárcel, hecho que fue logrado con una acción de amparo, poco le importó la satisfacción de muchos al verla tras las rejas, pues fue otra la preocupación de la esposa de Alfredo Zambrano en ese entonces.

Magaly Medina revela en quién pensó cuando fue detenida inesperadamente
En una entrevista con Paco Bazán por la celebración de sus 26 años en televisión nacional, Magaly Medina fue consultada sobre lo que más le preocupó cuando fue a prisión y no fue precisamente la condena, pues en su momento reconoció que se equivocó, sin embargo, le sorprendió que no le hayan dado prisión suspendida como sucedió en la demanda de Jefferson Farfán.

«Lo primero que pasó por mi cabeza fue mi mamá. Justo le detectaron hipertensión arterial y estábamos empezando un tratamiento con ella. Tenía prisión emotiva. Una mala noticia se le subía la presión y se le disparaba, andábamos de emergencia en emergencia», empezó diciendo al periodista deportivo agregando que le preocupaba sobre cómo se enteraría de la noticia que nadie tenía previsto.

Ante ello, contó la medida que tomó para que su círculo cercano tenga cuidado de cómo hablarle a su mamá para que no tenga otro ataque. «Le va pasar algo, le va a dar patatús. Yo ese día debutaba en radio y Rosa María Palacios me iba a dar la posta y lo primero que hice fue prestarme un teléfono y entro en vivo y digo mi mamá. Si me quiebro es por ella», agregó en sus declaraciones.

Magaly Medina revela que es cabeza de familia
No dándole importancia a las burlas por su condena, Magaly Medina contó que le preocupaba su familia al ser ella el sostén de su hogar y no saber lo que pasaría con ellos en su ausencia.

«He sido por muchísimos años el pilar de mi familia, de mi hijo, mi mamá, mis hermanos y mis sobrinos. El hecho de verme privada de mi libertad yo decía ahora qué va pasar con mi papá, mi mamá, de mi hijo y mi casa. Cincuenta mil cosas a mi cabeza», expresó.