Andrés Hurtado inicia el año delatando a su hijas: «Ninguna de ellas ha cocinado en su vida»

El conductor del programa ‘Sábado con Andrés’, Andrés Hurtado, inició su 2024 cocinándole a sus hijas en los Estados Unidos y fue Josetty Hurtado quien captó el momento exacto cuando él terminó delatándolas. Resulta que la figura de televisión terminó contando que sus hijas no cocinan y nunca lo han hecho en su vida.

Sin embargo, Andrés Hurtado decidió comer este 1 de enero una ensalada casera y por ello no tuvo reparos en prepararse una deliciosa ensalada. El conductor acotó que todo se puede hacer si hay voluntad, al parecer la que no tendrían sus hijas.

Andrés Hurtado deja mal a sus hijas

Iniciado el 2024, Andrés Hurtado terminó echando mal a sus hijas al decir que ninguna de ellas ha cocinado en su vida y que al parecer comprarían todos sus alimentos listos. «Estoy picando porque acá, ninguna de mis dos hijas en su vida ha cocinado y todo compran así. Ellas compran sus ensaladas todo listo como los americanos, pero a mí no me gusta», terminó diciendo en un video en donde se le ve picando las verduras.

Seguidamente, Andrés Hurtado acotó que si uno desea comer rico como en casa, lo único que uno debe tener es voluntad de hacer sus propios alimentos, voluntad que no tendrían sus hijas. «Si uno quiere comer rico, con sabor a casita, hay que prepararlo uno mismo. Yo no cocino, pero ahí voy, tengo voluntad. Por ejemplo mis hijas no han nacido con voluntad. Ahí está sentada haciendo que el padre cocine», finalizó.

Ernesto Pimentel cuadra a Andrés Hurtado

Pimentel en dicha conversación aseguró que hace varios años fue uno de los bailarines del popular ‘Chibolin’ y resaltó que su compañero de televisión siempre lo trató mal. Además, aseguró que le molesta que le desee la muerte cada vez que no tiene nada gracioso por decir.

“Voy a hablar de Andrés, me parece importante hablar de Chibolín. Yo trabajé con él, fui su bailarín, él siempre se portó muy mal conmigo y cada vez que puede dice que ojalá que me muera y eso ya no me parece gracioso, en serio”, expresó Ernesto sumamente indignado.